Categoría: Guía de la Ciudad , 28 Marzo, 2017

Cientos de voluntarios limpiaron la Playa Capurro

Cientos de voluntarios limpiaron la Playa Capurro

“Cambiar el mundo” parece algo inaccesible para una sola persona. Pero cuando la voluntad de varios se despierta y se encara la acción para hacer cosas positivas, el cambio puede activarse. Esa es una de las lecciones más lindas que nos transmite el movimiento Limpieza de Costas del Uruguay, un grupo de voluntarios conectado a través de Facebook y que hoy cuenta con más de mil integrantes con muchas ganas de generar un impacto positivo en las playas de nuestro país.

La iniciativa surgió en marzo del año pasado y es impulsada por tres organizaciones: Karumbé (dedicada a la preservación de tortugas marinas), Sea Shepherd Uruguay (el grupo nacional del movimiento mundial de protección vida marina) y Coendú (Conservación de Especies Nativas del Uruguay). InfoCasas conversó con Diana Pumar, vocera de estas dos últimas organizaciones, quien nos contó sobre el trabajo que realizan y la importancia de concientizar sobre los peligros de la contaminación marina.

"Nos mueve la salud ambiental"


Las manos y la alegría de cientos de voluntarios contribuyeron en el último año a limpiar la Playa Pocitos, la Barra de Carrasco en la desembocadura del Arroyo Carrasco y en Punta del Este (acompañando la iniciativa “Maldonado sin bolsas plásticas”). La última gran movida fueron dos limpiezas en Playa Capurro, en la costa donde desemboca la calle Capurro sobre la Rambla Baltasar Brum, un área costera que ha visto acumularse gran cantidad de basura en la última década.


Jornada de limpieza en Capurro. Foto de la fanpage de Coendú

“El objetivo número uno era visualizar el problema. Es una playa de un kilómetro, que otrora fue realmente magnífica, a donde la gente llevaba a sus hijos, un barrio que tenía gran esplendor”, relata Diana Pumar. Hoy la playa Capurro es la representación más dantesca de lo que es un gran problema mundial de contaminación de los mares, afirma la voluntaria. La única limpieza que le conocen a la Playa Capurro en los últimos catorce años es del 2013, para la inauguración de una planta de Ancap.

“Lo que nos mueve no es un tema turístico ni estético; es el tema de salud ambiental”. Los peces y aves marinas mueren por la ingesta de plásticos que se acumulan en la costa, y que ingresan a la cadena alimenticia afectando también a quienes comen pescado.  

Playa Capurro
Postal antigua de la Playa Capurro, antes de la contaminación

Las limpiezas en Capurro: de la “locura” a la acción


La primera limpieza en Playa Capurro fue el 11 de febrero. Unas 200 personas sacaron más de 30 toneladas de basura en 4 horas. “Era impactante la diferencia entre la parte que se limpió y el resto del basural”, cuenta Diana. Después de esa jornada, la gente pidió programar otra. También se pidió una reunión con el Intendente, para ayudar a los voluntarios con máquinas y, además, ver las fuentes de esa basura: “el Arroyo Pantanoso, el Miguelete, el Puerto con lo que tiran los barcos antes de llegar”.
 
Para la segunda limpieza, la convocatoria en redes sociales fue intensa. “Parecía una locura pero fue impresionante cómo gente del barrio se prendió muchísimo, voluntarios de las organizaciones y otros que no están en ninguna, convocaban, enviaban comunicados a medios de prensa. Fue un hecho que se tomó como propio”, comenta la vocera del movimiento. El encuentro fue el 18 de marzo y tuvo repercusión mundial. Vinieron hasta corresponsales de China y el video del registro recorrió el mundo a través de la red Sea Shepherd global. “La gente que limpia millones de playas quedaba azorada, no podía creer cómo estaba el lugar”. Entre 150 voluntarios y dos máquinas se quitaron de playa de Capurro 170 toneladas de desechos.


 

Sí se puede cambiar el mundo


Para Diana, la acción de esos voluntarios difundiendo, compartiendo y hablando del tema, fue lo que logró el compromiso municipal y que se alcanzaran mejores resultados. La Intendencia incluso se comprometió a que en menos de tres meses quedará limpia la parte de Capurro hacia el oeste.

El impacto de la limpieza de la Playa Capurro ha sido positivo en muchas dimensiones. Por un lado, en el medioambiente, contribuyendo a la supervivencia de especies en el futuro cercano. Por otro, hay un gran impacto en la dimensión cultural, al reforzarse el sentido de comunidad y la cohesión entre los vecinos. Y también hay consecuencias positivas en la revitalización y revalorización de un barrio -incluso a nivel inmobiliario- con un paisaje precioso que es desaprovechado por causa de la contaminación. Algo que no se aplica solamente a esta playa en particular -o a la limpieza de playas-, sino a todos los barrios y espacios de la ciudad, que necesitan el compromiso y voluntad de todos para mantenerlos limpios y saludables.



Cualquier persona puede hacerse miembro del  grupo Limpieza de Costas en Uruguay en Facebook y enterarse de las próximas convocatorias, además de proponer acciones y lugares para limpiar. Si hay un grupo de vecinos que quieren limpiar un arroyo, por ejemplo, las organizaciones les brindan su apoyo para que organicen la limpieza. Como sintetiza Diana Pumar: “sí se pueden cambiar las cosas. Solo hay que actuar”.
 

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?